viernes, 6 de febrero de 2009

Si solo fuese un barco.../Jeigu aš būčiau laiva.../If I were a ship...


- Si fuese un barco, sería un barco pequeñito – pensó Clemente. Nada más verle a él, no cabía ninguna duda porque lo decía: era un chico delgadito, pequeño de estatura y muy frágil.

- Podría huir de todo el mundo, cuando me apetecía y aparecer en un lugar mágico cuando haga falta. Si solo fuese un barco…soñó tristemente Clemente…


Si solo fuese un niño – pensó pequeño barco de papel. Y nada más verle a él, no cabía ninguna duda porque lo decía: era un barquito pequeño, agujereado, tapado con telas viejas y muy inseguro.

Podría tener unos zapatos y nunca más se me mojarían los pies…y también podría correr, correr lejos y ser más rápido que las gaviotas. Si solo fuese un niño…soñó tristemente el barquito de papel.


Pero Clemente no sabía que los barcos se hunden, que pasan frío y que no siempre llegan a los sitios los que quieren. Ni que a los barcos pequeñitos los hunden las holas y se quedan abandonados en la profundidad de los Mares. Tal como el barquito de papel tampoco sabía que los niños se caen de tanto correr y se hacen daño, que muy pronto se vuelven adultos y entonces correr tanto ya no está permitido y que los zapatos no duran una eternidad, además que no hay nada mejor que poner los pies descalzos en el Mar!


No, no sabían nada de esto y se quedaron soñando, los dos, tan tristes e inseguros, en la orilla del Mar.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Jeigu aš būčiau laivas, būčiau mažutis laivelis - pagalvojo Clemente. Ir vien tik į jį pažiūrėjus buvo aišku kodėl : Clemente buvo mažas, smulkus ir gležnas berniukas.

Galėčiau pabėgti nuo viso pasaulio kada tik norėčiau ir atsirasti gražiausiose vietose: Jei tik būčiau laivas...liūdnai užsisvajojo Clemente.


Jei tik būčiau vaikas - pagalvojo mažas popierinis laivelis, padarytas iš popierių ir sudilusių medžiagų.

Galėčiau nešioti batus ir man daugiau niekada nebešlaptų kojos..ir taip pat galėčiau bėgti, bėgti toli ir būti greitesniu net už žuvėdras! Jei tik būčiau vaikas - liūdnai atsiduso popierinis laivelis.


Bet Clemente nežinojo, kad laivai skęsta, kenčia šaltį ir kad nevisada atplaukia i gražias šalis ir pasiekia savo tikslą. Taip pat nežinojo, kad mažus laivelius nuskandina bangos ir jie amžinai pasilieka giliai jūros dugne. Lygiai taip...kaip mažas laivelis nežinojo, kad vaikai bebėgdami dažnai nugriūna ir susimuša kelius, kad labai greitai tampa suaugusiais ir tada jau niekada taip nebėga kaip vaikystėje ir kad batai neilgai tetarnauja ir kad nieko nera geriau nei basomis kojomis braidyti po vėsų jūros vandenį!


Ne, nei Clemente nei laivelis, nieko apie tai nežinojo...taip ir liko abu nusiminę svajoti ant Jūros kranto.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

- If I were a ship, definitely I were a little ship - thought Clemente. And it was very obvious why he was saying so: Clemente was a little boy, small of stature and very fragile.


- I could flee of the whole world and to appear in a magic place when I only wanted. If I only were a ship - was dreaming Clemente sadly …


- If I were a child - thought small paper ship. It was a small ship, made of old fabrics and paper.

- I would have a nice shoes and nevermore my feet would get wet … and also I could run, run a lot and to be faster than the gulls. If only I were a child … dreamed sadly the paper ship.


But Clemente did not know that the ships sink, that they pass cold and that not always come to the places they want. They can be destoyed by angry wawes and remain left in the depth of the Seas. As the paper ship did not know that the children fall of so much while running and they hurt their legs, that very prompt they became adult and at that time to run so much already is not allowed and that the shoes do not last an eternity, besides the fact that there is nothing better that to put the barefooted feet into the Sea!


No, they did not know anything of this and they continued dreaming, the two, so sad and insecure, in the shore of the Mar.




12 comentarios:

An dijo...

hermosa historia por no variar, es como una perpendicular entre dos vidas :) jejejejej, bicos, hasta la tarde

Burdon dijo...

Oh, que final más abierto para esta historia, Krize.

Siempre deseamos o soñamos lo que no tenemos, qué cosas. El dibu y el cuento son muy bonitos, como siempre.

:-)

karuski dijo...

Beautiful story. I guess we are all like little ships. And indeed, it's wonderful to put your feet into the sand and sea:)

-minna

Cinta dijo...

Krize, me encantan tus historias. Poesia por los cuatro costados, y ademas algo muy cierto, se nos va la vida pensando "si fuera... si tuviera..."

Olivia_p dijo...

pues sí que está triste o melanólico, esto último creo que es mejor, no? : ) bs, cuidate del temporal

nash_design dijo...

pedazo de cuentecito... debemos ser felices con lo que somos y lo que tenemos! mucha razon tienes Krize, ademas que tus ilustraciones desprenden personalidad y dulzura por los poros

Mar Villar dijo...

Me encantan las historias que acompañan tus ilustraciones, sobre todo la moraleja de esta.
Besos!!!

Frannia dijo...

Bellísimo!
Frannia está esperando tus ánimos renovados y la magia de tus manos...Un abrazo

alejandro dijo...

que lindo cuento!!

Iratxe dijo...

Vayaaaa!

Me ha encantado la ilustración, es preciosa y la carita del niño...

la historia simplemente genial!!!y totalmente de acuerdo con su mensaje.

MuchoS MonoS! dijo...

Holas... me ha encantado tu blog, llegué casi por accidente... pero esta genial... las historias y las ilustraciones. Ya está en mis favoritos para seguirle la pista.

Felicidades.

Negentropico dijo...

Precioso cuento y aún mejor la ilustración.